CONDILOMAS O VERRUGAS GENITALES

Son un tipo de verrugas de diversos tamaños que aparecen en la zona genital y anal. Pueden ser de color piel o rosadas, sobreelevadas o planas. Se debe a un virus denominado Papiloma Humano (VPH), y se adquieren generalmente por contacto sexual. No producen síntomas pero, en ocasiones, pueden producir picor, escozor e incluso, sangrado.

Al ser una enfermedad de transmisión sexual, se debe explicar a la/s pareja/s o a las personas con las que se ha mantenido o se vayan a mantener relaciones sexuales.

El tratamiento es efectivo, destruyendo las lesiones visibles aunque el virus no se elimina del organismo. Una vez tratados, es posible la reaparición de los condilomas, por lo que es necesario realizar visitas periódicas, utilizar preservativo en todos los contactos sexuales y mantener una buena higiene de la región genital y anal.