LUZ PULSADA (IPL)

La Luz Pulsada o IPL (Intense Pulsed Light) es una técnica para eliminar manchas, capilares superficiales y otras alteraciones, que el sol y los años dejan en la piel. Proporcionan un rejuvenecimiento en rostro, cuello, escote y manos, al estimular la formación de colágeno.


Tratamiento

Instrucciones pre-tratamiento

· No utilizar maquillaje el día de la sesión.

· No realizar limpieza de cutis profunda ni peeling, como mínimo un mes antes y durante el tratamiento.

Los tratamientos con IPL son los más avanzados en medicina estética, muy efectivos en hiperpigmentación de la dermis, cicatrices, lesiones e imperfecciones de la piel. Cada lesión pigmentaria responde a un tipo de tratamiento.

El envejecimiento de la piel se caracteriza por dos tipos de síntomas que aparecen a la vez:

· Deterioro de las capas superficiales: manchas y arrugas finas.

· Deterioro de los tejidos: arrugas profundas y flacidez.

Se trata de forzar la retirada de las células muertas, marcadas o hiperpigmentadas de la piel para "destapar" la piel sana que hay debajo de la superficie. Este tipo de lesiones pueden responder bien en la primera sesión, o tras varias sesiones; sin embargo, se pueden dar recidivas transcurridos unos meses, que deberán ser tratadas nuevamente. 

Zonas de tratamiento: pómulos, frente, mentón, cuello, manos.

Normalmente son suficientes dos sesiones, espaciadas un mes y sin anestesia. No se debe exponer al sol los 15 días previos al tratamiento, usando un fotoprotector. Aparece un pequeño enrojecimiento las horas siguientes al tratamiento, pero la paciente puede maquillarse y continuar con su actividad habitual el día siguiente. Se aconseja adoptar medidas de protección solar, y aplicar regularmente despigmentantes tras el tratamiento.

Se puede combinar con otras técnicas como: infiltración de relleno, toxina botulínica, peelings, etc.


Instrucciones post-tratamiento

· No utilizar maquillaje inmediatamente después del tratamiento.

· Utilizar fotoprotector de pantalla total durante un mes después de la última sesión del tratamiento.

· Utilizar gel de aloe vera durante 15 días después de cada sesión.

· Mantener sus hábitos y cuidados de higiene facial.

· Aplicar frío local si hay sensación de "acaloramiento" en la zona tratada.


Resultados

Con el IPL se obtienen resultados satisfactorios en el tratamiento de las lesiones superficiales, en distintas zonas de la cara y el cuerpo.

·    Se eliminan manchas solares, capilares dilatados y otros signos de fotoenvejecimiento.

·    Mejora la tonalidad y textura de la piel.

·    La piel es más luminosa y uniforme, mejorando la calidad de la misma.

 
 

Manchas cutáneas

ANTES

 
 
 
 
 
 
 

DESPUÉS

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Alteraciones vasculares

ANTES

DESPUÉS